Si quieres elegir un servicio de web hosting de calidad, acá te presentamos algunos puntos que nos puedes pasar por alto.

Para nadie es fácil conseguir un buen proveedor de hosting. Y es que para seleccionar una buena alternativa es necesario contar con muchos elementos, más allá de ofrecer capacidad de almacenamiento. Por lo mismo es que es conveniente tener una lista de cosas que puedas considerar, al momento de tomar la decisión.

Esto es aún más importante para las personas que tienen pequeños negocios y que se encuentran empezando una carrera online o su incursión en la web. Por lo mismo hay que ser el doble de cautos a la hora de hacer esta elección.

¿Cómo podemos hacerlo? No te preocupes, ya que acá podrás ver los principales puntos a los cuales puedes poner atención para no equivocarte escogiendo un servicio de alojamiento web.

Conoce tus propias necesidades

Un error común es buscar un hosting sin tener mayor claridad de lo que se requiere. Antes de empezar esta búsqueda prepara una lista con todo lo que consideres necesario para un óptimo servicio y funcionamiento de tu sitio.

Estos elementos pueden ser el espacio en el disco, la transferencia, lenguajes de scripts soportados, bases de datos, cuentas de correo electrónico, soporte multidominio y más.

Verifica cómo luce el sitio web del proveedor de hosting

Quizá no es un paso fundamental, pero sí puede aportar a la decisión. Observa el sitio web del proveedor de hosting y revisa si luce profesional o hecho por un amateur. Esto, si bien no es un elemento definitivo a la hora de escoger hosting, sí puede brindarte ciertos indicios de lo que te puedes encontrar más adelante. Si la apariencia del sitio deja mucho que desear, probablemente el servicio sea una continuación de esto.

Información de contacto

Revisa si tiene toda la información de contacto como correos, teléfono, dirección, etc. Si no aparece esta información en la web, lo más probable es que su intención es no ser localizados, lo que además de ser sospechoso, quiere decir que cuando seas cliente, existe la opción de que no puedas ubicarlos cuando tengas algún inconveniente.

Datos de la empresa

Datos de la EmpresaNo actúes por instinto. Tómate el tiempo de hacer una investigación de la empresa buscando información en Internet, como los años que lleva en el negocio, referencias de clientes, etc. Si no cuenta con dicha información de manera pública y accesible, entonces puedes pedirla al área de ventas, cuando te pongas en contactos con ellos.

Servicio de ayuda

Este es un aspecto crucial, ya que el hosting es un servicio que requiere de mucha ayuda y soporte. Visita el sitio de soporte y busca manuales, tutoriales, foro de clientes u otras herramientas que te puedan servir una vez que contrates el servicio.

Deberes y derechos

Cada una de las empresas prestadora de este tipo de servicios tiene políticas y contratos que regulan la relación entre las empresas y los clientes, por lo que es bueno que leas esta información de manera cuidadosa, presta atención a detalles como devolución de dinero, uptime garantizado, niveles de servicio, contenidos permitidos, privacidad, etc.

Si la empresa que estás viendo cumple con cada uno de estos puntos, probablemente estés ante una buena opción de alojamiento web. Si no, es necesario que sigas buscando, ya que es tu negocio y su funcionamiento el que está en juego. No lo olvides.